AGUINALDO 2013

El Parque Principal, escenario natural del Aguinaldo Tibasoseño. Integración de las generaciones del pueblo.

TIBASOSA ILUMINADA

Las luces que acompañan la iglesia, calles, avenidas y espacios tradcionales del pueblo.

EL CHORRO DE JUAN PÉREZ

Un retoque a nuestra memoria arquitectónica. Juan Pérez y "José Turca"

MEMORIAS EN LOS MUROS

Momentos y personajes del pueblo que se recrean para conservar su memoria.

NUEVAS ESTÉTICAS DEL PUEBLO

Mural de la Carrera 10 con Calle 5. Rafael "Cojo" y "Magolita, in memoriam

LA CHATA DE MANUEL BECERRA

El traslado a la Plaza de Mercado de Duitama y Sogamoso,con canastos, bultos y otros jotos, se hizo en la famosa chata de don Manuel Becerra, "Mangaverde".

NUEVAS ESTÉTICAS DE PUEBLO

Mural Carrera 9 con Calle 5. Padre Nuñez e Ismael Guarín (Sepulturero), in memoriam

POR LA VEREDA

Instantes mágicos de nuestras veredas, parajes rurales que nos detienen el tiempo.

TIBASOSA LA NUESTRA, es un escenario virtual que posibilita un ejercicio de Periodismo Ciudadano para que habitantes, paisanos, amigos o personas interesadas, compartamos productos comunicativos que toquen, de una manera responsable, las vivencias propias del pueblo y sus comunidades. Bienvenidos todos los aportes!

miércoles, 14 de enero de 2015

EL RELATO SIEMPRE NOS AGUARDA

Ya viene a que le cuente historias…? Fue el saludo que recibió Javier en la vereda Ayalas, municipio de Tibasosa. Otras cinco o diez palabras y arranca la conversa, el relato, la memoria que empieza a traer al presente las vivencias en la vereda, de aquellos tiempos y de estos, como testimonio de lo que somos.


Así nos dimos cuenta que por más que se viva y se comparta, poco se conoce de nuestro territorio, pues esa palabra, ese hombre, esa mujer, nos habló despacio, contando con delicia y sin querer, nos entregó esas historias que de otro modo jamás hubiéramos conocido y eso es un beneficio inmenso para los habitantes y cercanos a Tibasosa.

Con “Crónicas en la memoria” entendimos la necesidad de tener un archivo sonoro del pueblo, que promueva la vida desde la palabra –que sigue siendo sagrada-, así como las historias, las identidades, los usos, costumbres y vivencias de las comunidades.


El beneficio mayor es para  las audiencias, que saben que el relato nos habita y que tienen la radio para contar, porque ahora el compromiso es mayor para seguir yendo al encuentro, allí donde el relato siempre nos aguarda.

CRÓNICA EN LA MEMORIA: DEL PUEBLO Y LA VEREDA, es una propuesta de periodismo ciudadano que construye con las comunidades y las personas habitantes de las veredas del municipio de Tibasosa, las historias de estos sectores, basadas en las conversas y los relatos que habitan en estos personajes, pues son ellos mismos quienes aportan las narrativas que permitirán contarlas y recrearlas.

Es un ejercicio de campo, de recorrido por cada vereda para acercarse a sus habitantes y explorar las distintas versiones e imaginarios sobre su historia. De conversaciones abiertas, espontáneas y de largo rato, de idas y venidas que nos llenan de imágenes sonoras, de muchas palabras, versos, coplas, dichos y cantadurías que dan cuenta de sus múltiples sabores y colores.

Su puesta al aire reconoce la crónica como elemento narrativo por excelencia para la radio, pues a partir de la activación de la memoria permite narrar y relatar el cómo se fue haciendo la vereda y sus diversas transformaciones en el tiempo, a la vez que aporta elementos literarios y de la sabiduría “popular” para componer la estética radial de un cuento “bien echado” y que sirve para varios usos: radiales, académicos y como soporte documental.

De otra parte, usa la “Historia de vida” para ubicar y reconocer el trabajo, las vivencias, los oficios o la importancia de un habitante de cada vereda, de alguien a quien le podemos llamar “Célebre”, por lo que es, por lo que ha sido o por su validez en la comunidad. O célebre, simplemente porque es de esas personas que da “motivos para celebrar…”.
CRÓNICAS EN LA MEMORIA tiene méritos para ser reconocido como un aporte original a la radio porque es una apuesta para la constitución de un archivo sonoro del pueblo, que rescata el relato en la radio, que promueve la vida desde la palabra –que sigue siendo sagrada- las identidades, los usos, costumbres y encuentros de las comunidades.

Asimismo porque entendemos que la construcción de narrativas es vital para comprender por qué somos como somos. Y aunque su valor es subjetivo y simbólico, pues dan a conocer los acontecimientos desde la vivencia de cada persona, reconocemos que en Tibasosa, como en la mayoría de pueblos, detrás de cada casa, cada calle, cada sector, cada vereda y cada persona hay una historia deliciosa, un pedazo exquisito de pueblo que pocos conocen y es urgente compartir.

La radio como medio de producción cultural y de educación, es una pieza clave para la difusión del material sonoro, pues hoy este medio debe gestionar sus relaciones con las audiencias o públicos, basados en la interacción y la participación y no en oyentes estáticos, pasivos y sin color ni sabor. Es que a los colombian@s el relato nos habita, es una manera muy eficaz y mágica de contar y de conocer. Ahora que vivimos un proceso de paz, que se requiere “ver” la verdad desde sus actores, la radio debe ser un escenario importante para que sea la propia voz de los protagonistas la que cuente, esa es la riqueza testimonial, que llevados a un formato como la crónica posibilitará nuevas narrativas e imágenes sonoras para apropiar las historias de lo que nos ha hecho ser como somos.

lunes, 8 de diciembre de 2014

EN TIBASOSA LLOVIERON COPLAS



Domingo 7 de diciembre de 2014.

Don ISMAEL CARREÑO, de la Vereda Duce, municipio de Mongua se alzó como REY COPLERO en el ENCUENTRO PA´LA COPLA, realizado en el Parque de Tibasosa, el domingo 7 de diciembre, que contó con la participación de copleras y copleros de otros municipios como Tunja, Duitama, Tuta, Sogamoso, Nobsa y Tibasosa. Así Radio Semillas celebró 20 AÑOS de cosecha por la vida.

Parecía un día típico de diciembre en Tibasosa, de alegría, sol, música y fraternidad, que se haría dintinto con las múltiples voces que le cantan a la vida y hacen de la copla otro testimonio de nuestra tierra. Poco a poco fueron arrimando copleros y copleras de Tuta, Sogamoso, Mongua, Tunja, Nobsa y Duitama; el parque se vestía de colores, ruana, sombrero, cotizas, hilanderas, músicos, bailadoras, grandes y chicos que mostraban la sonrisa y tantica picardía de la buena, de la que encanta.

Al tiempo el cielo se fue toldando, el día se puso gris y las primeras gotas anunciaban que no solo lloverían coplas sino también agua bendita. Y así se la pasó todo el domingo, pero tanto niños como adultos no tuvieron impedimiento y uno a uno fue pasando por la tarima para echarse unas coplas; unas cantadas, otras recitadas; unas leídas, otras de memoria; unas aprendidas, otras improvisadas; unas inéditas, otras de las que por ahí se escuchan; unas bien rimadas, otras descopladas; pendencieras, de amores, políticas, de actualidad, enamoradas, mentirosas, exageradas, cojas, de doble sentido, de matrimonio, de suegras, todas sonaron y le pusieron la alegría al día.

Los que quisieron ver de cerca el evento en el Parque, buscaron refugio bajo los techos, o las carpas, algunos demostraron que ni la lluvia los espanta y la recibieron con satisfacción. Muchos otros siguieron el evento a través del sonido en línea por internet o desde la radio convencional que se dejaba amplificar por las veredas, las casas, las calles y las tiendas del pueblo.

Abrieron el encuentro las niñas y los niños. Un talento que viene heredado y hay esperanza que pueda mantenerse. Luego vino la música campesina, "Los Liones de la Carranga" empezaron a armar la jurrusca, pues entre guitarra, requinto, guacharaca , tiple, canción y copla, no faltó el que sacó pareja y se echó su bailadita bajo la lluvia en el Parque. Buenas cantas se echaron estos artesanos musicales, expertos en amenizar los tradicionales "Bailes de San Pacual", típicos en la Provincia de Sugamuxi, en Boyacá.

Luego los adultos, hombres y mujeres, de sonrisa amplia y voz fuerte. Alpargatas, sombreros, monteras, ruanas, pañolones, cotizas, bordones, pañoletas, mochilas, calabazos, canastos, trenzas, de todos los colores y muchas alegrías, unos silbando, otras hilando la lana, agarraron el micrófono y demostraron como se le canta a la vida. Incluso Don Ismael se trajo a la familia y montó sobre la tarima la escenografía de su rancho, el fogón, la mujer hilandera, la muestra artesanal y la preparación de las habas tostadas. Una fiesta muy nuestra, con sabor boyacense.

Pasada esta presentación y mientras el pueblo permanecía nublado y regado por la llovizna, había que darle paso a la "Jurrusca", pues "copla sin carranga no es copla" y "carranga sin baile no es carranga", así que al ritmo de meregues, rumbas y torbellinos arrancó el concurso de Baile Carranguero por parejas. Otra muestra de nuestra identidad que dió hasta para aquello que el mismo Velosa menciona "Y abran campo que ahí voy yo, y cuidadito me empujan, que bailando en una pata a mi ya nadie me estruja...".

Ya que "lo bailao nadie nos lo quita", llegó la parte decisiva: Cinco copler@s: Juan Gabriel Becerra, Dora Inés Gutiérrez, Ismael Carreño. Ernestina Camargo y Fredy León, debían mostrar su alma coplera echando cantas improvisadas sobre temas que escogían al azar. De ciclismo, la feijoa, Tibasosa, la papa y la mujer tibasoseña, cinco temas, cinco copleros y otras coplas que se fueron al viento, abriéndose paso entre la lluvia.

Y se abrió el día o por le menos escampó para que Nelson Millán, de "Juglaría Teatro" alistará el escenario e hiciera la representación del relato "El Pedimento" del maestro Jorge Velosa. Sin lluvía las gradas se colmaron, se vió la gente salir de todas partes y se juntaron para apreciar, reir y aplaudir una puesta en escena sensacional, que de paso cerraba el Encuentro pa´la Copla "La Copla ConVida". Y antes de cerrar el telón, la premiación y entrega de las estatuillas de "Rey Coplero Infantil", "Reina Coplera", "Rey Coplero" y Ganadores del Baile carranguero. Muchos aplusos, mucha copla, un testimonio de la identidad boyacense que celebró los 20 AÑOS de Radio Semillas, 20 años de cosecha por la vida y para que no quede ninguna duda, se vino sobre Tibasosa un tremendo aguacero que da certezas de las buenas cosechas que tendremos en lo que se avecina.


REY COPLERO INFANTIL: Laurence Mateo Niño Rojas. Municipio de Tuta
2do. Lugar: Yolman Yesid Carreño. Municipio de Mongua

REY COPLERO: Ismael Carreño. Municipio de Mongua, Vereda Duce.
2.do Lugar: Juan Gabriel Becerra. Municipio de Duitama.
3er Lugar. Fredy Alonso León. Municipio de Sogamoso, Vereda Alto Jiménez

REYNA COPLERA. Dora Inés Gutiérrez. Tibasosa, Sector Cruz de Jarro
2do Lugar: María Ernestina Camargo. Tibasosa, vereda La Boyera

GANADORES BAILE CARRANGUERO
María Ernestina Camargo y Emilio Camargo


viernes, 5 de abril de 2013

Y QUÉ HAY POR EL PUEBLO?

Las grandes ciudades se siguen acelerando, cada vez más autopistas, más vías rápidas, menos paraderos, más barrios interconectados y más ciudadanos apresurados por llegar a su destino. Las identidades locales se cubren de asfalto, surge lo global, los imaginarios colectivos son individuales, los intereses privados construyen la ciudad y los medios masivos nos siguen regalando miedo a mañana, tarde y noche. No hay para qué salir de casa, una llamada o una conexión pondrá a disposición lo que necesitamos o lo que queremos.

PRESENTACIÒN PREZI


Estas transformaciones no solo las experimentan las grandes urbes, sino que también -a su manera y en su realidad- las están viviendo las poblaciones pequeñas. Tibasosa tiene sus propias mutaciones. La inseguridad campea en los corazones y en los espacios vitales. Atrás quedaron aquellas épocas en que las puertas de las casas eran para atajar el frío, pues permanecían de par en par, dando la bienvenida a quien llegara. Ahora, además de permanecer bien cerradas, tienen tranca, rejas, doble o triple chapa y algún sistema de alarma. Las calles rompen sus mitos habituales y se llenan de sospecha, de complicidad, de cierta incertidumbre y hasta de seguridad privada. El pueblo sufre un descentramiento, pierde aquellos sitios que le servían de centro y por supuesto de referentes de encuentro. La plaza de mercado dejó de ser, si algún día fue.


Aparecen los autoservicios, sales, vas, escoges, pagas y vuelves a la casa sin necesidad de cruzar una sola palabra. La tienda era otra cosa: primero, el cálido saludo con don Pedro o doña Jesús, el “qué más”, “cómo le va”, “cómo le parece esto o aquello”, “si supo lo de…”, en fin, era el espacio informativo local por excelencia, donde se conversaba con toda la frescura de los viejos conocidos, de los vecinos, de los amigos, de los paisanos. Segundo, el momento de la compra, que qué carestía, que “bájele la mitad y vuelva a pedir”, que “estoy preguntando por una y no por la docena”, así otra conversa rutinaria que ponía a prueba las calidades del comprador y las virtudes del vendedor, en un regateo mágico, lleno de sentidos, de palabras que seducían, sin atropellar, todo por la simple fascinación de irse satisfecho con la compra y quedarse orgulloso de la venta, así como tantas veces fuera “al fiao”, que “tranquilo que otro día le pago”. 


Poco a poco el pueblo va creciendo, empieza a hospedar a muchos que llegan por un ratico y se amañan u otros que lo vieron y se convencieron. Así el vecino va perdiendo sus calidades, deja de ser el de al lado, el conocido, con el que se comparte un saludo, una buena charla, las necesidades y las alegrías, para pasar a ser ese otro, “raro”, “extraño”, “aparecido”, de quien no se conoce su nombre, ni procedencia ni qué hace y lo único que atinamos a decir cuando nos requieren referencias es el famoso “jummmmm”. Pasa a ser entonces el “calvo”, el “gafufo”, el “de la esquina”, el “de las puertas verdes”. Y no falta quienes le inventen cualquier enredo para acrecentar nuestras distancias, alimentar el temor y evitar cualquier trato.



Eso despojó a los tibasoseños de sus cualidades innatas: fraternidad, cordialidad y el sentido comunitario, lo que les permitió realizar grandes obras con muy pocos recursos económicos, pues siempre prevaleció el bien común, eso de que “por el pueblo lo que sea y como sea”. Así lo rememoran los mayores, así -cuando el presupuesto era mínimo- golpearon muchas puertas, portones, ventanas y corazones en busca de ayuda en materiales y maquinaria y se valieron de manifestaciones comunitarias como el convite para tener colegio, escuela, parque, iglesia, calles, palacio municipal, en fin, las identidades propias de un pueblo.
VER MEMORIAS DE TIBASOSA

Hay entonces episodios de ese paisaje ciudadano que envuelve a cada persona desde que nace, incluso desde que adopta su pueblo como parte de su vida y condición de futuro, que permanecen lejanos, ausentes y sólo queda el recuerdo mediato, ese que se hace imborrable pero que solo guarda la realidad reconstruida a pedazos. Por suerte también quedan muchos mayores, testigos fieles de las marcas culturales que trascienden en el tiempo, que hablan de esperanzas y angustias cotidianas. Con mayor suerte -si es que la suerte existe- prevalecen las tiendas de cerveza, silencios y conversas y uno que otro escueradero (tronco de madera puesto sobre los andenes para sentarse a descansar o echar carreta o “chisme” como suele decirse popularmente) sigue campante ofreciendo un asiento para “rajar de todo el mundo”, “arreglar el país”, “sacar los cueros al sol” o simplemente contar, contar la historia, esta, aquella, todas las historias, las que conocemos por experiencia propia o las que otros han contado. ESCUCHAR "EL ESCUERADERO"


Y “¿qué hay por el pueblo?” -preguntan los que hace rato no lo visitan-, frase que también retumba en nuestros oídos, pues basta darse “la vuelta al pueblo” y echar la memoria atrás para ver las nuevas estéticas sociales y arquitectónicas que habitan a Tibasosa. Ya les seguiré contando, mientras tanto una muestra para estos tiempos que se avecinan... VER VIDEO AGUINALDOS.

jueves, 4 de abril de 2013

SEMANA SANTA TIBASOSA 2013

Imágenes de las ceremonias de SEMANA SANTA en Tibasosa. Domingo de Ramos, la PROCESIÓN INFANTIL que conmemora las Viacrucis como un ofrecimiento de los niños y las niñas de Tibasosa, las Viacrucis de Viernes Santo desde el Sector La Virgen hasta la Capilla de la Inmaculada, el acto que más congrega a las familias de Tibasosa, visitantes y turistas; finalmente los siete cuadros bíblicos dispuestos en el Parque Principal.


DE REOJO: REVISTA TIBASOSA INFORMA




Desde agosto de 1989 hasta octubre de 1993, Tibasosa contó con un medio de comunicación escrito que se denominó TIBASOSA INFORMA, una revista en blanco y negro, cuya circulación no era ni diaria, ni semanal, ni mensual, de manera simple era algo como un CADAVEZQUEPUEDARIO (salía cada vez que se podía), pues dependía de los recursos económicos para su impresión.

Eran "aquellos tiempos", ni computadoras, ni internet, ni celulares, ni cámaras digitales... nada de toda esta tecnología y dispositivos con los que contamos en estas épocas. Así que el trabajo era durísimo pero muy, muy comprometido y se gozaba en cada edición, eso si sin esperar ningún pago o bonificación a cambio, porque los apoyos que se recibían escasamente alcanzaban para cubrir los costos de publicación.

La dinámica de trabajo muy artesanal: Primero el trabajo de investigación y búsqueda de la información e intentar alguna fotografìa, eso sí en blanco y negro y después el lío para buscar dónde hacer el revelado y la copia. Después recibir todos los textos, en máquina de escribir, corregirlos y llevarlos a Bogotá para mandar "lavantar textos", esto era pasarlos a letra tipográfica y los entregaban en unas tiras largas de papel, de acuerdo al tamaño de la columna y al diseño de la revista. Al tiempo se iba buscando quién pagara algún aviso o alguna entidad que ayudara en su financiación.

Una vez se traían los textos, empezaba el trabajo de armado: En un cartón paja del mismo tamaño de la revista se pegaban los textos, se hacían los gráficos y se reservaban los espacios para las fotografías, todo esto de acuerdo al diseño previo. Cuando estaba lista, otra vez a Bogotá para "quemar planchas" y ordenar su impresión, que era sólo eso impresión porque no alcanzaba para el grapado, así que aquí nos llegaban los arrumes de hojas impresas.

El trabajo siguiente era el grapado. Tomar hoja por hoja (cada una contenía 4 páginas), armar la revista conforme iba a quedar y sobre un pedazo de icopor o cartón colocarle por el centro los dos ganchos de cosedora, voltearla y doblar los ganchos para que quedara grapada. Una labor dura, que demandaba tiempo y varias manos para que rindiera. Y ahí estaba la revista lista. Reparta, lleve, entregue, oferezca. El precio era muy simbólico, porque se sintiera que valía algo y no era regalada.

Una experiencia maravillosa y quijitesca, pero que disfrutamos mucho. Por eso hoy la hemos reencauchado, la digitalizamos en formato PDF y la compartimos para que todas y todos la tengamos, la conozcamos y le echemos una mirada. En últimas para que hagamos memoria...

miércoles, 3 de abril de 2013

EVENTOS



1.    FIESTA DEL DIVINO NIÑO

La tradicional se celebra el tercer domingo del mes de Enero.  La fiesta dura dos días en los cuales se festeja con juegos pirotécnicos, vísperas, misa y procesión alrededor del parque.  Se  realiza desde  hace cerca unos 50 años y es organizada por la hermandad de devotos del Divino Niño. Anualmente la Hermandad recoge aportes en dinero de sus priostos, devotos y colaboradores para suplir los gastos de esta fiesta.
Desde hace cuatro años existe otra hermandad que la celebra el 20 de julio, día en que se celebra esta fiesta en todo el país. En esta festividad participan especialmente niños, niñas y jóvenes con sus familias, quienes hacen la novena que termina el día 19 con serenata y el 20 el desfile y celebración litúrgica, así como la bendición en el Monumento situado en el sector El Triángulo. Anualmente la Hermandad aprueba una cuota fija de sus devotos para suplir los gastos de esta fiesta.

JUEGOS CAMPESINOS

Se empiezan a realizar en el año 2001 como un encuentro recreativo que reúne a delegaciones de las 14 veredas del municipio. Es coordinado por el Ente Deportivo, junto con las Juntas de Acción Comunal y se lleva a cabo de forma descentralizada, en los escenarios de las escuelas rurales y las finales en el Polideportivo Santillana. Las disciplinas deportivas que hacen parte  de estos juegos son fútbol de salón, banquitas y baloncesto, además del tejo, el cucunubá, el mini tejo y la rana.

SEMANA SANTA

Como es tradición se inicia el Domingo de Ramos y termina en la pascua. Los habitantes viven estos días con mucho respeto, solemnidad y fraternidad, ya que es fecha en que se reúne la familia. Tibasosa se caracteriza por vestir un hermoso monumento el Jueves Santo y por el Santo Viacrucis que es el acto que congrega mayor número de feligreses en su recorrido desde el monumento de entrada en la Avenida La Virgen hasta la Capilla de la Inmaculada, acompañado por una representación en vivo.

SEMANA DE LA JUVENTUD

Instaurada por Decreto Municipal, se realiza desde el año 2001 en la primera semana de Julio, aprovechando las vacaciones de colegios y universidades. Coordinado por el Ente Deportivo y la Corporación de Ferias y Festividades - Corfestiba, es un evento que congrega a los jóvenes de Tibasosa con actos académicos, concursos, teatro, música, talentos, caminata, ciclo paseo y para el cierre una fiesta zanahoria con grupos en vivo.

FIESTA DE LA VIRGEN DEL CARMEN

La fiesta tradicional que tiene lugar, desde hace muchos años, en las festividades patronales de Tibasosa, en el puente festivo del mes de agosto, está coordinada por la Hermandad de la Virgen del Carmen y su celebración incluye retreta, vísperas de iglesia, vísperas de plaza (noches de Tibasosa), celebración litúrgica, procesión y bendición de vehículos. Anualmente la Hermandad recoge aportes en dinero de sus priostos, devotos y colaboradores para suplir los gastos de esta fiesta. Esta festividad también tiene lugar en las veredas Peña Negra, Sector La Germania, El Esterillal y El Espartal.

FIESTA DEL CAMPESINO

Tradicionalmente se realiza en el mes de junio, con ocasión del Día del Campesino, pero por diversas circunstancias se postergan para cualquier día de la segunda mitad del año. En sus comienzos se reunía un día a todos los campesinos y campesinas en un solo lugar. Luego se efectúo por veredas y por grupos de veredas, de acuerdo a su cercanía. La celebración comprende celebración litúrgica, actos folclóricos, concursos, almuerzo y obsequios para cada familia.

FESTIVAL DE LA FEIJOA

Celebrado en el fin de semana que corresponde a la Fiesta de San Pedro. Existe desde 1988, es organizado por la Corporación Festival de la Feijoa, con el apoyo de la Alcaldía Municipal y se hace en homenaje a la fruta insigne del municipio de Tibasosa. Su programación incluye actos académicos, presentaciones de grupos musicales, de danzas, teatro, exposiciones, concurso gastronómico y el encuentro nacional infantil y juvenil de música andina colombiana “Feijoa de oro”.

FIESTAS DE SAN ISIDRO

Retomando la tradición de los Chibchas en la celebración de la fiesta de la cosecha, en el municipio por el mes de septiembre se realiza la Fiesta de San Isidro Labrador, un acto de agradecimiento de los campesinos por la cosecha recogida. En otras épocas reunía en una sola fiesta a todas las veredas del pueblo, ahora se realiza por separado en algunas veredas. En la del Centro, que sigue siendo la más concurrida, se dan cita además Estancias Contiguas, Resguardo, Las Vueltas, La Boyera, Ayalas y Esterillal, cada una con su propia huerta, constituida por los productos que las diferentes familias donan, con lo cual se hace una gran fiesta en los alrededores del Polideportivo Santillana, con cuadros propios de una Plaza de Mercado. Al final cada una entrega el dinero de sus ventas para ayudar en los gastos de la celebración que incluye misa, pólvora, sonido, presentaciones musicales y concursos.

FIESTAS PATRONALES O REALES

Las tradicionales ferias y fiestas de Tibasosa, se realizan en el puente festivo del mes de agosto, durante cuatro días. Son organizadas por la Corporación de Ferias y Festividades de Tibasosa - Corfestiba, con el apoyo de la Alcaldía Municipal, el comercio y las empresas de la región. Además la vinculación de las Hermandades del Santo Cristo, la Virgen del Carmen y la Virgen del Tránsito, quienes celebran su festividad en esta época con los recursos que aportan sus priostos, devotos y colaboradores.
Es el evento más importante de Tibasosa y el que permite el reencuentro de sus habitantes, familiares, paisanos, vecinos, amigos y visitantes. Se destacan actividades como: el mercado ganadero, celebraciones litúrgicas, procesiones, las famosos “noches de Tibasosa” (juegos pirotécnicos), festival infantil, feria artesanal, festival folclórico y cultural, la noche de la juventud, pruebas atléticas, carrera de carros de balineras y patinetas, cabalgata, concurso de habilidades en  tractor, car audio, festival del postre, corralejas y verbenas.

ENCUENTRO PÁ ´ LA COPLA

Organizado por la emisora comunitaria Radio Semillas,  “La copla conVida”, se convoca cada año, por el mes de octubre, como un homenaje a nuestra raza, como una canta para nuestra América, voz de tantas raíces. Así se realiza desde el año 2001, donde aparecen otros elementos que le dan fuerza y ayudan a ambientar el encuentro : Los niños y las niñas tienen su espacio y desde este escenario empiezan a sentir la gana, el gusto y la identidad por este canto popular. “Que carranga sin copla no es carranga” o para nuestro caso “copla sin carranga no es copla”, esta retahíla que se escucha en las fiestas campesinas, hizo que se contara con grupos de música carranguera durante todo el Encuentro. Y este mismo elemento que invitaba a sacar pareja y armar la jurrusca (baile) hizo que llegara al evento el “Concurso de Baile Campesino” que ahora anima cada evento como una muestra auténtica al ritmo de nuestra música carranga, que se realiza por parejas, combinando merengue, rumba, torbellino, guabina y bambuco. Y finalmente un acto académico que permita compartir trabajos y experiencias en tradición oral para que pueda permanecer en estas y las generaciones futuras.

FESTIVAL Y REINADO DE LA TERCERA EDAD

El Festival y Reinado de la Tercera Edad y la Salud se realiza a mediados de noviembre, como un escenario de cultura, folclor, tradición y reconocimiento de los múltiples saberes y valores autóctonos de los pueblos boyacenses y de otras regiones del país. El evento se inicia con el foro del adulto mayor  y comprende además una feria artesanal, con muestras típicas de cada municipio, serenata de bienvenida, paseo turístico con las candidatas, las tradicionales “Noches de Tibasosa” presentaciones culturales y folclóricas, desfile de Carrozas, comparsas y verbenas al parque.

Para seleccionar la representante del Tibasosa, en las festividades de agosto se realiza el Reinado Municipal con participación de las diferentes veredas. Este evento se ha posicionado en el departamento y el país, por eso en el año 2007 se realizó el Primer Festival y Reinado Nacional de la Tercera Edad y la propuesta es que pueda irse alternado entre el departamental y el nacional.

ANIVERSARIO DE TIBASOSA
El 19 de diciembre de 1778 Tibasosa fue elevado a la categoría de  municipio. Por eso cada año por esa fecha, se festeja el cumpleaños de Tibasosa, que está a cargo de la Alcaldía Municipal y sus distintas dependencias. Su celebración está incluida en la programación del Aguinaldo Tibasoseño e incluye liturgia, serenata, acto de reconocimiento a hijos ilustres, tarde de comparsas a cargo de la Administración Municipal y verbena.